Domingo 8 de noviembre de 2020 – XXXIIº del T.O. – Sensatez en la espera

Una lectura rápida del evangelio de hoy nos podría dejar con la simple moraleja: “estate preparado para cuando venga el Señor, no sea que te quedes fuera del banquete”. Esta mirada superficial es enturbiar una imagen mucho más potente y espirituosa: la que nos presenta el salmo, «mi alma está sedienta de ti, Dios mío», y que ya nos había introducido la primera lectura de Sabiduría: la imagen de dos novios que se aman y desean. Así, no se trataría tanto del miedo a la condenación ante la venida en juicio de nuestro Señor, cuanto el decepcionar su amor al estar distraídos y no estar preparados para su encuentro.

Lunes 2 de noviembre de 2020 – Fieles difuntos – Sed santos, vivid con amor

Vivir con perspectiva de horizonte de eternidad. Para muchos es una experiencia que ayuda y hace vivir intensamente cada momento, sabiendo que no es el último momento. Además, la esperanza cristiana nos ayuda a vivir con la confianza de la fe de que nada bueno se pierde, sino que es bendecido por Dios y será reencontrado con plenitud. Está claro que hemos sido hechos para vivir, y que nuestra vida lleva en sí misma una semilla de trascendencia, de eternidad.

Domingo 25 de octubre de 2020 – XXXº del T.O. – En el amor no se regatea

A veces nos refugiamos en el amor de Dios y nos consolamos de nuestras dificultades. Pero a Dios no se le ve, «nadie le ha visto nunca» (1Jn 4,12) y si no amamos al hermano «al que vemos”, ¿cómo vamos a mar a Dios al que no vemos» (1Jn 4,20)? Amar a Dios no es, ni puede ser, olvidar “lo que vemos”: a nuestros hermanos necesitados. Ellos nos inquietan, nos urgen, incluso nos llegan a molestar. No nos provocan, naturalmente el amor. «Si amáis a los que os aman, ¿qué hacéis de particular?» (Mt 5,46). No ama a Dios quien no ama, con obras y de verdad, al hermano.

Al contemplar, siempre nos asombramos (ACSNA)

ACSNA/ CONTEMPLACION  PERSONAL – nº 6   Para facilitar nuestra contemplación, que  exige previamente nuestra serenidad interior, debemos situarnos mentalmente en esa ventana preferente de nuestro espectro de frecuencias cerebrales: en la ventana conocida como “zona de frecuencias alfa (α)”, que abarca aproximadamente desde los 14 a los 7 ciclos por segundo (c.p.s.); y que …

Domingo 10 de marzo de 2019 – 1º de Cuaresma – Las tentaciones

Llevado por el Espíritu. Es cierto que las tentaciones de Jesús adquieren este domingo un espacio importante. Jesús, como hombre, experimentó la tentación, es decir, la invitación a caminar por la vida por senderos extraños al plan de Dios. El conjunto de estas tentaciones, que tanto Lucas como Mateo presentan pormenorizadamente, es una síntesis de la tentación que recorrió toda la vida de Jesús acerca de sí mismo y de su misión.